Mundo Política

Compras de pánico en CDMX

¡Tranquilos!

Los habitantes de esta gran ciudad no somos de lo más organizados, de hecho creo que somos el antónimo de organizados. Cualquier situación fuera de nuestra rutina diaria, y no tenemos idea de qué hacer. Dicho eso, entonces la actual situación de desabasto de gasolina, aunque el gobierno niega que sea desabasto y lo atribuye a un mal abasto, ha logrado poner a la CDMX en un estado de pánico.
El día de ayer el problema que afectaba principalmente a la zona del Bajío se extendió como virus zombie y alcanzó a nuestra ciudad. Se reportaron 10 gasolineras que se quedaron sin combustible para distribuir y el pánico se apoderó de los conductores que felizmente pasan una buena parte de su día en el tráfico.
Lamentablemente el uso del automóvil en está monstruosa ciudad, para muchos es imperativo y una situación como la actual sólo provoca incertidumbre en las cabezas de todos, y más aún cuando sabemos que los servicios de transporte público adoran aprovecharse de las situaciones como esta.
Plataformas como Uber o Didi, hicieron uso de su tarifa dinámica y el precio de los viajes llego a aumentar hasta 4 veces más de lo normal. Mientras que algunos taxistas decidieron hacer uso del clásico ojo de buen cubero y cobrar lo que sentían que era justo.
Un efecto secundario fue el aumento del tráfico, ya que las compras de pánico en las gasolineras provocaban filas en algunos casos de varias calles. Y al mismo tiempo provocó la salida de los clásicos listillos aprovechados, que de alguna manera lograron llenar tambos con gasolina y venderla a unos metros de las gasolineras autorizadas, a precios mayores de la norma.
No pienso criticar o apoyar la estrategia tomada por el actual gobierno, ni comentar lo que debería hacer o dejar de hacer. Pero como habitantes de esta urbe debemos estar conscientes que esta escasez puede alargarse varios días más y afectar nuestra manera de transportarnos. Pienso que al igual que en otras situaciones que hemos enfrentado, debemos permanecer pensantes y no sucumbir a comportamientos o practicas que lo único que logran es afectar más el ya tan golpeado clima social, y en su lugar reportar las malas prácticas que no buscan más que el beneficio individual.

Seamos una CDMX cívica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s