Cine Fun

DC lo sigue intentando

Pero aún no lo logra.

La batalla fílmica entre Marvel y DC tiene un nuevo soldado, Aquaman. La historia de cómo Arthur Curry se vuelve el legitimo rey de la Atlántida y de paso salva al mundo de un guerra entre tierra firme y el fondo del mar.

La cinta de más de dos horas intenta un nuevo enfoque, con un toque menos “oscuro” que las infames Batman vs Superman y La Liga de la Justicia, menos saturado de personajes que Suicide Squad, y con más acción que la decente Mujer Maravilla. También trata de copiar el tono ligero y hasta cómico de las producciones de Marvel, con varios chistes por parte del personaje y situaciones que intentan relajar a la audiencia.

Con todo y eso, la cinta no deja nada para recordarla. Un villano que aunque es humano, tiene la resistencia de un súper humano y nada lo mata. Otro más que aunque sabe que está siendo traicionado, por el bien del guión, no hace nada para impedirlo. Y un héroe que también por el bien del guión, recibió un entrenamiento para poder controlar y saber usar sus poderes. Una historia de amor que meten con calzador. Y la verdad la heroína no hubiera necesitado para nada de Aquaman, ella tenía más poderes, pero no voy a contar spoilers.

Lo que quiero decir es que DC sigue intentando sacar una buena película que le guste tanto a los fans como a la crítica, pero lo hace de una manera terrible y no lo ha logrado, su mayor acercamiento fue con La Mujer Maravilla, a mi parecer película decente con un guión que se sostiene, pero con poca acción para ser una película de súper héroes. Pero fuera de ese intento, sus demás películas caen en un mal guión,  por ejemplo Batman y Superman volviéndose aliados porque su mamá se llama igual, terrible uso del CGI, la batalla final de Suicide Squad o algunos soldados de la Atlántida nadando y situaciones caricaturescas, como un pulpo tocando los tambores o el Linterna Verde sacando un puño gigante del anillo para golpear a los malhechores.

No se interesan en un desarrollo de los personajes, del lado de Marvel, Iron Man pasó de ser un playboy alcohólico mujeriego, a victima de estrés post traumático con problemas de pareja y sin amigos, en un lapso de 7 películas. Thor era el siguiente gobernante de Asgard y terminó perdiendo a sus padres, a su hermano, a su pueblo completo, a su planeta, a su novia terrestre y hasta un ojo, enfocándose en encontrar las gemas del infinito y viajando por toda la galaxia para evitar que un sociópata mate a la mitad del Universo, todo en un lapso de 6 películas. Del lado de DC, Superman comenzó en El Hombre de Acero encontrando la verdad sobre su origen, ayudando en un par de escenas a gente en algún desastre y después “defendiendo” a la tierra de otros tres kryptonianos que de alguna forma dominan sus poderes en un par de días cuando al otro le tomó años, benditos guionistas flojos, en la siguiente película encuentra a su nuevo súper amigo Batman porque sus mamis se llaman igual, después un Doomsday kryptoniano que le crecen huesos picudos lo mata y después lo reviven con un rayo de Flash, no se ustedes pero no siento que el personaje haya tenido algún conflicto que ayude a la audiencia a sentir empatía. De Batman ni quiero hablar, porque después de la maravilla que había logrado Nolan,  Zack Snyder decidió volverlo un asesino brutal que tiene como Joker a un pseudo rockerito tatuado.

Y hablando de Snyder, creo que es una pieza fundamental para entender porque DC no logra despegar con una buena historia. El director, y también productor, inició bien con una adaptación de un excelente cómic, 300, y lo hizo bien porque no se tomó libertades creativas y siguió la idea como se había plasmado, pero después despedazo las partes más relevantes, incluido el final, de The Watchmen, tanto así que Alan Moore, el autor de la novela gráfica, pidió que no lo acreditaran en la película. El buen Zack continuó con las películas que ya mencioné, El Hombre de Acero, Batman vs Superman y la Liga de la Justicia, participó como productor ejecutivo en Suicide Squad y también en Aquaman. En la única película con calificaciones positivas de DC, La Mujer Maravilla, se mantuvo alejado de las decisiones creativas. No quiero señalar culpables, pero el buen Zack para mi tiene que alejarse de los súper héroes de DC.

Como nota final, Spider-Man Into the Spider-Verse, la película animada de Marvel que se estrenó a la par de Aquaman en EUA, superó en crítica y en taquilla al súper héroe marino, esto sin contar ni con el presupuesto, ni con la publicidad y ni con el elenco que la película de DC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s