Mundo Política

La época de los expertos

Alguien sálvenos por piedad.

Qué época esta en la que vivimos, como raza humana logramos lo inimaginable, logramos alargar esa etapa de la adolescencia en la que sabemos todo y mantenerla de forma permanente hasta la adultez. Recuerdo cuando era un puberto y tenía las respuestas de la vida, todas, pero un día crecí y se me fueron, se me olvidaron completitas, hasta que de repente ¡un milagro! tuve conexión a internet todo el tiempo, no sólo en mi casa, sino conmigo, en mi celular.

Ahí todo cambió, los argumentos ya me los podía llevar conmigo a donde fuera. Podía entablar una conversación y decirle a mi contraparte, estás equivocado, esto fue así.

Lo único que no fue tan bueno de eso, es que los argumentos no se quedaron en quién salía en qué película o cuál es la verdadera letra de alguna canción, sino que los argumentos comenzaron a irse a temas algo más relevantes, y ahí todo se volvió una confusión total.

No digo que sea malo tener el conocimiento de la historia de la humanidad en nuestros teléfonos, lo que digo es que nadie se detiene a leerlo y ofrecer un argumento con bases. Lo que hacemos en cambio es intentar demostrar una superioridad intelectual artificial y al mismo tiempo violenta, puesto que nos protegemos bajo el gran anonimato que nos da el internet.

Y es aquí que llegamos a la época de los expertos. En el mundo actual en el que todos estamos conectados con todos todo el tiempo, y con la cantidad de información que recibimos de todos lados, es muy difícil, casi imposible, no perderse entre algún argumento sin fuentes, de hecho es bastante fácil creerlo.

La cantidad de “noticias” alarmantes que escuchamos o leemos de alguno de nuestros conocidos es realmente enorme. ¿Recuerdan el sismo de hace un año? ¿cuántos no recibieron algún tipo de publicación o mensaje en el que decían que nos preparáramos porque alguna Universidad/centro geológico/experto habían confirmado que un megaterremoto sucedería en los siguientes días? Y el problema no eran esas notas amarillistas, sino la gente que las compartía, expertos exprés en el tema, que sin importarles lo que pudieran causar, defendían su publicación y atacaban cualquier idea coherente que fuera en contra de lo que ahora creían con devoción.

Entonces, en este periodo de cambio político en el país, un periodo de alta incertidumbre, los expertos de internet salen a montones.

Quiero aclarar que no estoy defendiendo a ningún partido o postura política, simplemente intento ser objetivo.

Continuando, ahora aparecieron montones de politólogos, economistas, sociólogos y estadistas, que con pocos datos han podido diseccionar el futuro del país. He leído tuits, digo, análisis llenos de conocimiento en el que ya nos comparan con Venezuela, simplemente porque al presidente entrante se le ocurrió llamar a su futura fuerza policial con un nombre similar al de las fuerzas del orden venezolanas. O algunos que explicaban la volatilidad causada por algunos comentarios más que desafortunados y hablaban de cómo nuestra moneda se hundiría a niveles nunca antes vistos, pero si a alguien se le ocurría recordarle al experto, que la caída del peso frente al dólar en los últimos 6 años llegó en algún momento al 80%, los argumentos se terminaban y comenzaban los ataques.

Y no me malentiendan, los expertos no sólo son inconformes con el cambio de gobierno, también están los que apoyaron ese cambio, y en algunos casos son más desilusionantes que los inconformes, ejemplo claro, los ataques escritos o verbales que lanzan hacia los periodistas. De acuerdo, cualquiera es libre de expresar su opinión, yo lo hago en este momento, pero la intolerancia se presenta cuando la opinión que la prensa manifiesta es contraria a la de ellos, entonces comienzan a lanzar ataques, los expertos perdieron sus argumentos y sólo descalifican todo lo que no suena a un halago y llaman a la prensa de mil maneras y se les acusa de vendidos o partidistas, y lo más importante desestiman su labor informativa.

En esta época llena de incertidumbre, en la que todos tenemos una opinión, pero que una gran parte no está dispuesta a verificar dicha opinión, realmente necesitamos de expertos reales que nos ayuden a entender los cambios de este mundo que va tan rápido, y no hablo de las opiniones salidas de medios masivos, sino de personas que tienen una educación de nivel y una brújula moral que apunte hacia la objetividad imparcial que necesitamos para calmar la incertidumbre masiva de la que somos víctimas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: