Política

AMLO y su México de ensueño

Adiós inspectores.

Me acuerdo de esa película de Héctor Suarez en la que se subía a un autobús de lujo para ir al trabajo, y dentro del bus había una sobrecargo los asientos eran sofás y el personaje principal mientras leía el periódico decía algo así como “oh México 6 – Brasil 1, les volvimos a ganar”. Todo era un México muy diferente al que conocíamos hasta que el chofer pasaba por un bache y de repente el personaje regresaba a la realidad, a México de los 70s, en un camión saturado y el siendo apretado por los demás pasajeros mientras gritaba ¡BAJAN!

Bueno, pues al parecer al presidente electo le está sucediendo una situación similar y después de varias declaraciones algo desafortunadas y una cantidad preocupante de comentarios sobajando a la oposición y a los medios que no están de acuerdo con sus propuestas, ahora se le ha ocurrido la gran idea que para acabar con la corrupción en varias escalas, o sea servidores públicos hacia los contribuyentes y viceversa, pues eliminará la figura de inspectores.

Y si, estoy de acuerdo que el inspector del SAT, o de salud, o de la PROFECO, que llega a algún establecimiento, es un personaje de miedo, porque seguramente encontrará alguna falla del inspeccionado que no cumple con algún estatuto del reglamento aplicable y pues ya sabe, a sufrir.

Entonces Obrador dice, adiós a esa figura, confiemos en el ciudadano.

Eso suena muy bonito, muchas gracias, en serio, de verdad, lo digo con sinceridad, siempre he querido llevarme bien con mi gobierno, pero no se había podido. La bronca es que México es uno de los países más corruptos del mundo y realizar un ejercicio de confianza de esa magnitud me da un poquito de desconfianza.

“No va a haber mordidas arriba ni va a haber mordidas abajo. ¿Saben qué vamos a tomar como decisión? Ya se está analizando: ya no va a haber inspectores de calle. Esos inspectores de vía pública, porque todas las secretarías tienen inspectores: Economía, la Procuraduría del Consumidor, Salud… todo el que tiene una tienda, una pequeña empresa, le dicen ‘a ver tus papeles’. Nada. Va a recoger el moche”.

Eso lo comentó durante un mitin en Durango, y lo acompañó con lo siguiente

“Ya no va a ser así, los inspectores se van a encargar de otras actividades, pero ya no van a andar revisando. Vamos a confiar en el ciudadano

Y pues cómo hará que tan bonito cambio suceda, simple, como ya lo dijo, confiando en el ciudadano y al mero estilo de firme aquí, sólo tendremos que entregar una declaración firmada que dirá algo así

“Conozco el reglamento de la Secretaría de Salud, conozco el reglamento y las leyes de la Defensa del Consumidor, conozco las leyes de Economía y estoy en orden y estoy consciente de que todos debemos de actuar hablando con la verdad y con rectitud. Y ya nunca va a tener una inspección”

¡Ah! Pero en su mejor y actual estilo, poco después aclaró que la figura del inspector no desaparecerá en su totalidad, sino que habrá sorteos y

“Al que le caiga, entonces sí, va la inspección. Ahí sí, se le aplica la ley.”

Entonces, supongo que a los demás pues no se les aplicará la ley y si digo que no hay bronca, pues el gobierno con una sonrisa me dirá, te creo querido ciudadano.

“No se va a permitir la corrupción. No es el discurso de la campaña, es una convicción: el que se dedique a la corrupción, a hacer negocio al amparo del poder público va a ser castigado”.

Al parecer no se ha dado cuenta que la campaña ya terminó y que sus propuestas populistas ya pueden parar.  De verdad espero que sus “buenas” intenciones terminen bien.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s