Deportes

Clásico nacional

Deslucido

Una edición más del “clásico nacional” en nuestro futbol mexicano, lo pongo entre comillas, porque cada vez es menos relevante para muchos aficionados al futbol. Esto no quiere decir que para aquellos que son aficionados al Guadalajara o al América no les importe, al contrario, para ellos es el partido más esperado de su calendario. Lo que digo, es que para todos aquellos a los que nos gusta ver el fútbol y no somos aficionados a estos equipos, el interés de ver este partido cada vez es menor.

América llegó como segundo lugar de la general y con la oportunidad de ser líder en caso de una victoria, esto tras la derrota de Cruz Azul (que cayó 3 a 1 frente al Pachuca). Mientras que Guadalajara llegaba con la esperanza de arrebatarle 3 puntos a Las Águilas en su casa y con ello poderse meter a la liguilla del futbol mexicano.

Para este partido América ya traía un fracaso a cuestas, el perder con un equipo de ascenso en la Copa Mx y quedar eliminados, además de todos los comentarios negativos de su entrenador y la lesión de Diego Laínez. Chivas en cambio, no traía tanto peso, sabía que si perdía no pasaba mucho, que el equipo trae bajas importantes, pero que era una buena vitrina el ganar en el Azteca y así consolidar el proyecto de Cardozo.

La formación de América sorprendió cuando Miguel Herrera prefirió a Martínez en lugar de Martín y es que realmente el cafetalero no ha rendido y cumplido con las expectativas, y la dupla Martin-Peralta sonaba más razonable. Mientras que el rebaño con todas las bajas que tienen, presentó un cuadro más apegado su realidad, plagado de jóvenes que esperaban dar la campanada de la jornada.

El primer tiempo fue dominado por el conjunto local, varias llegadas que no pudieron culminar (el gran problema de este equipo), que sofocó a Chivas y durante 45 minutos le complicó en todo momento al visitante, que parecía que sus jóvenes estaban pagando la novatada del clásico nacional. A pesar de ese dominio, Las Águilas no pudieron concretar y al medio tiempo el partido terminó 0 a 0.

En el segundo tiempo, con bastante gas por delante, los jóvenes del Guadalajara apretaron más y su medio campo se hizo más del balón, la dupla de Beltrán y Cervantes se asentó mejor, empezó a dominar la media y a circular mejor el balón. Trascendental fue el juego de Pulido que tirado en una banda y recogiendo el balón por abajo del delantero, comenzó a comandar mejor el ataque del visitante. Al final el mejor juego de Chivas se vio reflejado en el marcador, y si bien era fuera de lugar, Van Rankin hizo una buena jugada en la lateral, donde los defensas de América se vieron muy condescendientes y hasta novatos en la marca, todo el tiempo esperaron y nunca apretaron para que Pulido marcara el 1 a 0 para los visitantes.

Minutos siguientes al gol, Chivas siguió manejando el partido, por lo que el DT de América tuvo que realizar movimientos, con la entrada de Martín, Ibargüen y López, el funcionamiento del equipo mejoró y nuevamente tuvo la pelota, así sus laterales empezaron a llegar con más peligro al arco de Gudiño.

Sin duda la figura del partido fue el arquero mexicano, que respondió a la altura, y es que sus intervenciones fueron cruciales para mantener 0. El gol de América llegó con una jugada de sacrificio de su mejor jugador Oribe Peralta (No de hoy, sino desde hace mucho), quien le dio el pase a Ibargüen, que con una mágica jugada, definición y con el desvió del jugador de Chivas marcó el 1 a 1.

El partido siguió con la presión del local, pero Chivas parecía que aguantaría y que los equipos repartirían puntos. Pero un balón parado hizo que Martín se pusiera frente a Gudiño y este le cometió un penal claro. La pena máxima definiría la victoria o el empate para los de Miguel Herrera (no olvidemos que apenas a media semana, los penales los dejaron fuero de la Copa), entonces Matheus tomó la pelota y falló. Brutal lo que ocurre en este equipo con los tiros penales, que no importa quién los cobre, su probabilidad de anotar es baja.

Así un clásico más, terminó con empate, con un villano que fue Matheus y una figura que fue Gudiño, con errores de los árbitros y con un juego que a mi parecer vive del recuerdo, porque realmente ya es deslucido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s