Deportes

Trampas en el deporte

El lado oscuro de la competitividad.

El deporte es de las cosas en el mundo que son capaces de mover montañas, produce unidad, felicidad y empatía, pero en ocasiones también puede provocar sentimientos un tanto oscuros, como la envidia, la avaricia o prepotencia y precisamente de ahí han surgido las trampas más famosas en su historia.

Dora la masculina.

Dora Ratjen fue una atleta alemana poseedora de numerosos récords y premios en la prueba de salto de longitud. Participó en los juegos olímpicos de Berlín en 1936 y en el Europeo de Viena de 1938, fue ahí cuando se destapó la verdad; Dora confesó ser en realidad Hermann Ratjen y reveló que se hizo pasar por mujer por que los nazis lo habían obligado. Le retiraron todos los galardones obtenidos y fue borrado del historial de récords.

Súbale hay lugares…

Rosie Ruiz es una deportista cubana que ganó el clásico maratón de Boston en 1980, con un impresionante récord de 2 horas 31 minutos y 56 segundos, fue en ese momento cuando levantó sospechas, puesto que meses antes había tardado 25 minutos más en recorrer la prueba de la misma índole en Nueva York. Más adelante se descubrió que la buena Rosie había utilizado el transporte público para adquirir tremenda ventaja ante sus rivales.

Rosie Ruiz

Un duro knock out

Corría el año de 1983, cuando el boxeador Luis Resto le propinó una auténtica golpiza al entonces invicto Billy Collins, días después de la pelea y de analizar la misma, el equipo de Collins denunció amaño en el combate y se reveló que Resto había utilizado vendaje endurecido con yeso.

collins-vs-resto-portada

Hielo y hierro no tan artístico

En la década de los 90 Tonya Harding y Nancy Kerrigan eran como el Messi y Cristiano del patinaje artístico, siempre rompiendo récords, ganando todo y opacando, a veces queriendo y a veces no, a las demás atletas. Pero un día Harding llevó la competencia más allá y contrató junto con su marido a un tipo para que le rompiera la pierna a Kerrigan con una barra de metal, esta última logró recuperarse y competir en los juegos olímpicos de invierno, para así ganar una medalla.

1506518754_421162_1506964159_noticia_normal

Tramposo original

Para muchos el primer tramposo es ni más ni menos que Fred Lorz, un atleta estadounidense que ganó la prueba de maratón de los Juegos Olímpicos de San Luis en 1904, pero justo en la premiación fue descalificado cuando varios testigos declararon haberlo visto recorrer cerca de 10 km sobre un automóvil.

La mano de Dios

Resulta hasta cierto punto contradictorio que el gol más famoso en la historia del fútbol haya sido producto de una trampa. Fue el 22 de junio de 1986 cuando Diego Armando Maradona, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, le dio ventaja a su país sobre los ingleses en un partido oficial de la Copa Mundial de México, y es que a pesar de lo vistoso y complicado de la jugada, jamás se olvidará aquel día que el mejor del mundo, necesitó una ayudadita.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s