Cine Fun

Cuba and the Cameraman

Una de las joyas escondidas en Netflix.

Todos sabemos que a veces puede parecer que no hay nada que mirar en Netflix, ya hicimos los maratones de todas las series nuevas y de algunas viejas, ya vimos las películas originales y también todos los especiales de comedia, pero si algo tiene el servicio de streaming, es que adquieren documentales al por mayor, y por esa razón digo, ¡gracias Netflix!

Una de estas joyas escondidas es el documental de Jon Alpert, Cuba and the Cameraman. Un ejercicio de periodismo que le llevó más de cuatro décadas para concluir, a lo largo de las cuales conoció y fraternizó con tres familias de la isla.

Jon Alpert comenzó a visitar la isla a principios de los años 70 como un joven idealista, justo en la euforia causada por la revolución cubana y la vio cambiar y adaptarse al futuro, mientras el régimen de Fidel Castro controlaba (y aún controla) la vida diaria y los programas sociales. Lo relevante es que siempre se mantuvo como un espectador, curioso por saber los sentimientos de las personas, la visión que los ciudadanos tenían, y la manera en que cambiaba o se mantenía la calidad de vida a lo largo de sus 7 visitas a la isla durante 45 años, sin emitir una opinión personal, sólo como un testigo que sin embargo deja vislumbrar su simpatía por Fidel Castro. Pero eso no le impide documentar las opiniones negativas de los residentes de aquella nación, de las personas que han tenido que recurrir al mercado negro o de aquella fuerza laboral profesional que ha tenido que cambiar de carrera para atender al turismo y poder sobrevivir.

Un gran logro de este documental es simplemente el periodo tan largo de tiempo que abarca y que nos permite ver a tres familias envejecer y resistir el paso de los años y de las carencias.

Alpert nos muestra momentos cumbres del régimen cubano como el éxodo de Mariel, la escasez de comida y medicamentos en el periodo especial y la apertura al turismo norteamericano, al imperio, su máximo enemigo. Nos muestra cómo el mismo pueblo puede estar en contra y a favor, cómo unos aman al comandante y otros no pueden esperar para salir de la Isla.

Aunque el testigo se mantiene silencioso, la relación y el vínculo que crea con las familias, en especial con los Borrego, un trío de hermanos campesinos, es real y lo podemos apreciar. Tal vez Cuba and the Cameraman no aborda todos los temas políticos, sociales y económicos que han sufrido y vivido los cubanos, pero nos muestra el lado humano que sólo el tiempo puede revelar.

Trailer:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s